Mi perro tiene tos de las perreras, ¿Debo preocuparme?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

Mi perro tiene Tos de las perreras, ¿Debo preocuparme?

Si tu perro ha padecido alguna vez la tos de las perreras seguro que te ha surgido la duda,  ¿debo preocuparme? Bien, en este artículo vamos a aclararte de qué se trata esta enfermedad.
Al igual que ocurre con nosotros, la tos es un síntoma que puede presentar nuestra mascota y que en ningún caso debemos dejar pasar. Hay diferentes causas (algunas de ellas de gravedad), que pueden provocar la presencia de tos, tales como enfermedad cardiaca, presencia de un cuerpo extraño, edema pulmonar, alergias… siendo en la época de septiembre-diciembre muy común la inflamación del sistema respiratorio en alguno de sus tramos debido a que los cambios de temperatura y las lluvias pueden disminuir las defensas del animal y que éste sea más susceptible a padecer ciertas enfermedades infecciosas que son además muy contagiosas como la traqueobronquitis, llamada vulgarmente “tos de las perreras” o “gripe de los perros”.

¿Cómo evito que mi mascota padezca la tos de las perreras?

Afortunadamente, existen vacunas que previenen esta enfermedad y que se aplican de forma anual, al igual que hacemos nosotros, por ejemplo, con la vacuna de la gripe. Es importante que si coincidimos con un animal diagnosticado de traqueobronquitis o que presenta tos y aún no ha acudido al veterinario para poder evaluar la causa, no dejemos que nuestra mascota se acerque, ya que el riesgo de contagio es elevado; de la misma manera que si nuestra mascota padece esta enfermedad deberá aislarse en la medida de lo posible del resto de animales para evitar contagiarlos.

¿Cómo sé que mi perro padece la enfermedad?

Para confirmar que la tos que de mi mascota está causada por la “tos de las perreras” es imprescindible acudir a consulta y que un veterinario efectúe el diagnóstico tras examinar al animal y así poder descartar otras causas y establecer un tratamiento.

 

Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda para conocer un poco más esta enfermedad que puede afectar a nuestros perros y cómo prevenirla. ¡Hasta el próximo artículo!

eladmin

eladmin

Leave a Replay